lunes, 5 de diciembre de 2011

HUELGA DE PILOTOS

Se acercan la navidades y como es tradición, al mismo tiempo que el turrón nos comeremos una huelga de pilotos. Quizá el tema de las huelgas es una de las cosas que demuestran con mas claridad la poca solidaridad y empatía que los ciudadanos demostramos para con nuestros congéneres.Que en esta ocasión sean los pilotos los convocantes, lo único que hace es exponer de forma aun mas clara esta cuestión. El derecho a la huelga en un derecho de los trabajadores una forma de presionar a la patronal y hacer de contrapeso en las decisiones a tomar, y conseguir que la voz de los trabajadores sea escuchada.Esto es así, sea quien sea el que convoque.Sea cual sea su salario ó sus condiciones laborales.Por contra, en la parte perjudicada, el resto de ciudadanos no sujetos a tal conflicto.Perjudicados porque sus vaciones sufrirán retrasos, horas de espera.
En este caso en concreto, es recurrente oír a los usuarios, quejarse de los privilegios,los sueldos y horarios de los pilotos.Vamos que no tienen derecho a quejarse.Falta de solidaridad.El que haya querido ser piloto solo ha tenido que intentarlo.Yo personalmente no puedo, ni tengo la titulación adecuada, ni hablo los idiomas adecuados y ademas me produce cierta aprensión lo de volar.Ganan mas dinero que yo, eso seguro.Pero no se me ocurre decir que no tienen derecho a la huelga por ganar mas que yo.Si lo dijera lo único que destilaría seria cierta envidia insana por algo que a mi me gustaría tener.Y esto es lo que subyace debajo de todo esto.Envidia insana. Se me ocurren casos similares a este.Los Funcionarios.En épocas de crisis como las que vivimos, se les envidia por tener puesto fijo.El sueldo no creo.En época de bonanza ni se acuerda nadie de ellos.
En Madrid se esta acostumbrado a las huelgas y sobre todo a las manifestaciones.Y con el paso del tiempo te das cuenta que todos los colectivos reivindican mejoras de sus condiciones de vida.
Cuando los autores se manifiestan a favor del canon, de los derechos de autor, ¿les llamamos caraduras?
Cobran millonadas, probablemente mas que los pilotos.¿Acaso no tienen derecho a quejarse?
Envidiamos las cosas buenas de los demás, pero no estamos dispuestos a pagar el peaje para conseguir lo mismo.Quien quiera ser piloto, que estudie idiomas, se gaste el dinero en el curso y consiga la titulación exigida.Quien quiera ser funcionario , que estudie durante años en su casa renunciando a su vida y luego rece por tener suerte el día del examen en competencia con miles de opositores.Quien quiera ser autor que escriba, componga a ver si alguien, con un poco de suerte le escucha ó le lee.
Lo dicho, que mala es la envidia.El refranero es sabio en estas cuestiones.
Si la envidia fuera tiña....que de tiñosos habría.